Inicio Contáctanos Historias
12 febrero 2010

Quiromancia - Predicciones

No hay que creer que la lectura de la mano es una acción mecánica. No se trata de leer un escrito sino de realizar predicciones, interpretar indicios, consejos y signos pasajeros que necesitan, más que inteligencia, conocimiento del alma. Para realizar su consulta elija un lugar claro, tranquilo, descansado; encienda un bastoncito de incienso o de sándalo para favorecer la concentración. Relájese al máximo, efectuando algunos ciclos de respiración profunda y alejando de su mente sentimientos, emociones o intereses que podrían cebarle, inconscientemente, a proyectar sus propios problemas y su ego sobre el “cliente”.

El análisis se efectuará siempre sobre las dos manos. Según algunos, la mano izquierda revela los factores hereditarios, las inclinaciones, el destino, y la derecha su concreción en la realidad, que depende, al menos en parte, de la voluntad y del libre arbitrio de cada uno.

Para los zurdos, al parecer, la situación sería la inversa, pues la mano de la actividad, en este caso, es la mano izquierda.

Por el contrario, la tradición oriental aconseja considerar más atentamente la mano izquierda si el consultante es una mujer, y la mano derecha si es un hombre, pues el hombre, Yang, tiene tendencia a la actividad, mientras que la mujer, Yin, se inclina más a la receptividad, el sentimiento, el sueño.

Un signo que se encontrase en las dos manos indica un acontecimiento inevitable, fijado por adelantado, provisto ya del tinte de la certeza o bien de una cierta armonía entre las tendencias y su realización práctica. Por el contrario, si no aparece más que en una sola mano, nos encontramos todavía en el reino de lo eventual y el acontecimiento aún puede modificarse por efecto del libre arbitrio.

La mano, como un horoscopo, es un todo, un pequeño mundo perfecto. No empiece nunca por un detalle insignificante, la cruz, el punto. Después de estudiar la forma, el color y las proporciones, pase a examinar minuciosamente los montes y las líneas principales; observe después los signos insólitos, las ramificaciones y los signos autónomos, añada estos factores a todos los demás, establezca paralelismos, deténgase en los elementos constantes y suprima los elementos aislados.


LA MANO EN SU CONJUNTO

EL COLOR DE LA MANO
Los diferentes tonos de piel denotan ciertas tendencias psíquicas y el estado de salud de la persona examinada:
- mano rosa: calma, equilibrio, buena salud;
- mano roja: brutalidad, cólera;
- mano blanca: frialdad, egoísmo, apatía;
- mano pálida: inseguridad, sensibilidad;
- mano amarilla: avidez, perfidia.

LA TEMPERATURA DE LA MANO
Cuando la temperatura es equilibrada, se puede constatar:
- una mano caliente: generosidad, extroversión;
- una mano muy caliente: cólera;
- una mano fría: sensibilidad, melancolía;
- una mano húmeda: apatía, impresionabilidad, pereza, salud delicada;
- una mano seca: carácter introvertido, nervioso, impulsivo.

LA ESTRUCTURA DE LA PIEL
La estructura de la piel varía de una persona a otra. Por ello:
- una piel fina, lisa: refinamiento, encanto, pereza, astucia;
- una piel firme: habilidad, energía, equilibrio;
- una piel lustrosa: glotonería;
- una piel rugosa: robustez, amor por el riesgo.

LA CONSISTENCIA DE LA MANO
Cada característica de la mano tiene un significado:
- una mano dura:actividad, resistencia, realismo, combatividad;
- una mano blanda: hipersensibilidad, melancolía, timidez;
- una mano regordeta: indecisión, carácter influenciable, magnetismo;
- una mano flexible: elasticidad mental.

LAS PROPORCIONES DE LA MANO
Una mano bien proporcionada debe ser aproximadamente tan larga como la cara y, en tal caso, denota equilibrio, madurez interior, honestidad, sabiduría:
- una mano grande: espíritu reflexivo, analítico, perfeccionista, prudente;
- una mano pequeña: vivacidad, curiosidad intelectual, infantilismo, facultad de adaptación;
- una mano estrecha: introspección, búsqueda espiritual;
- una mano ancha: optimismo, iniciativa, energía, agresividad;
- una mano masiva: carácter instintivo;
- una mano corta: espontaneidad, ausencia de reflexión;
- una mano delgada: celebridad;
- una mano malformada: originalidad, rarezas.

LA PALMA: PROPORCIONES, CONSISTENCIA, COLOR
En una mano armoniosa, el tamaño de la palma debe estar bien proporcionado con respecto al de los dedos. La longitud de la palma será igual al dedo, medio, con un centímetro menos de anchura. La palma bien proporcionada pertenece a las personas leales, positivas. Desproporcionada, es el signo de una anomalía, cualquiera:

- una palma demasiado ancha:materialismo, violencia, falta de ideales;
- una palma ancha: sociabilidad, sentido común, capacidad de adaptación , a veces cólera;
- una palma larga: creatividad, memoria visual;
- una palma estrecha: cabezonería;
- una palma delgada: escasa actividad física, cerebralidad;
- una palma elástica: creatividad, energía, tenacidad, rapidez mental;
- una palma blanda: inercia, voluptuosidad, mala salud;
- una palma dura: resistencia, amor a la lucha.

EL DORSO DE LA MANO
Observe el grado de pilosidad y el reparto de los pelos:
- pilosidad regular: seguridad, decisión, autocontrol, responsabilidad;
- pilosidad excesiva: materialismo, brutalidad, falta de refinamiento, gusto por los placeres;
- pilosidad poco desarrollada pero regular: habilidad, compromiso;
- ausencia de pilosidad: presunción, delicadeza, escasa constancia.

LOS DEDOS
Así como la palma simboliza el instinto, la actividad ligada a la materia, los dedos corresponden directamente a la inteligencia. En este caso, hay que considerar la forma, las proporciones y la consistencia. En cuanto a las dimensiones perfectas, la referencia está en la proporción: dedo mediano=palma.

- los dedos de una longitud mediana: equilibrio, sentido práctico, bondad;
- los dedos largos: susceptibilidad, precisión, paciencia, búsqueda, prudencia;
- los dedos cortos: superficialidad, precisión en el terreno de la administración y de la empresa, pero gran desorden en el ámbito personal y doméstico. Impaciencia, espíritu rápido;
- los dedos gruesos: materialismo, avaricia, pereza, falta de voluntad;
- los dedos delgados: cerebralidad, diversiones intelectuales;
- los dedos finos: idealismo, astucia, falsedad;
- los dedos puntiagudos: imaginación, sensibilidad, elevación interior;
- los dedos en espátula: gusto por la actividad, el movimiento, buena salud. Pionero de la actividad;
- los dedos lisos: superficialidad, caprichos, intuición;
- los dedos nudosos: intelectualismo, racionalidad, sinceridad, paciencia, reflexión. Amor a la naturaleza y al estudio;
- los dedos cuadrados: realismo, sentido práctico, falta de originalidad, disciplina, método.

LAS FALANGES
Teóricamente, cada falange debe ser un tercio inferior a la situada inmediatamente por debajo. La primera, la más cercana a la palma, está en relación con el mundo material y terrestre, la segunda, intermediaria, con el estudio, la lógica, la razón, y la tercera, sobre la cual va la uña, con la inspiración, el idealismo, el pensamiento y la espiritualidad. En función del predominio de una falange sobre otra, tendremos:
- primera falange predominante (mas cercana a la palma): materialista, gozador de los placeres de la vida;
- segunda falange predominante: estudioso e intelectual;
- tercera falange predominante: idealista, sensible e intuitivo;
- misma longitud: persona equilibrada, en la que espíritu, inteligencia y cuerpo se confunden admirablemente.

UÑAS
Deben tenerse en cuenta las proporciones, la longitud, el espesor, las posibles manchas o estrías. La uña perfecta no debe ser frágil sino rosa y brillante. Gracias a su estudio podemos conocer las características psicológicas y el estado de salud de una persona. Así:
- uñas largas indican: idealismo, imaginación, sensibilidad, timidez, pero escasa fuerza física y complejos de inferioridad;
- uñas normales: equilibrio y buena salud;
- uñas cortas: escepticismo, sentido crítico, sarcasmo, malicia, impaciencia, cólera, orgullo. Excelente fuerza física y vitalidad;
- uñas anchas: agresividad, resistencia al cansancio, fuerza, voluntad, egocentrismo, cóleras. Constitución robusta;
- uñas estrechas: ansiedad, sensibilidad, melancolía, salud frágil, impresionabilidad, inconstancia;
- uñas planas: nerviosismo, inconstancia, carencia de facultad de adaptación, espíritu de contradicción;
- uñas curvas: cólera, celos, ambición;
- uñas cuadradas: equilibrio, voluntad, sentido práctico, curiosidad, búsqueda;
- uñas triangulares: susceptibilidad, nerviosismo;
- uñas redondas: inseguridad, falta de imaginación;
- uñas rojas: irritabilidad, presunción, orgullo;
- uñas grises: descontento, melancolía, espíritu crítico;
- uñas con manchas negras: obstáculos, problemas, acontecimientos nefastos.

Artículos Relacionados

Deseas compartir?

Comparte este artículo usando tu servicio de bookmarking:

1 comentarios: to “ Quiromancia - Predicciones

  • lizette
    15 de abril de 2010, 14:26  

    Hola!
    Estuve visitando tu blog y está excelente
    Sería un gusto poner un link de tu blog en mi directorio.
    Si deseas no dudes en escribirme a:lizette_quinones@hotmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Lizette Quiñones

Publicar un comentario

!!!Deje su comentario que es bienvenido¡¡¡